Windows Azure: Diseño y herramientas

Uno de los aspectos clave que nos da la plataforma es la escalabilidad sin límites. Desplegando una aplicación en Windows Azure ésta podrá escalar hasta límites insospechados e inimaginables, y esto sin exagerar.

Claro está que la plataforma Windows Azure permite realizar aplicaciones que pueden ser altamente escalables, pero el límite está en la aplicación; si ésta no está preparada para escalar, Windows Azure no va a hacer milagros para que escale.

Por ejemplo, si se dispone de una aplicación web que no es capaz de desplegar en una batería de servidores web on-premise, difícilmente Windows Azure va a poder hacerlo.

Puede parecer una cosa sin sentido, pero más de una vez se olvida este punto y se piensa que por el hecho de emplear la plataforma o migrar una aplicación a Windows Azure se van a conseguir todos los beneficios que ésta puede llegar a ofrecer.

Pero hay un tema más básico. Windows Azure es una nueva plataforma dónde se pueden desplegar aplicaciones y que ofrece indudables beneficios sobre otras soluciones, pero esto no significa que los conocimientos anteriores dejen de ser válidos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*